Décima Etapa: Sofía – Stara Zagora

P1070100
Nos levantamos pronto, hoy queremos hacer autostop hasta Stara Zagora, pasando primero por Plovdiv. Le preguntamos a Elena pues ella también usa el autostop, donde ponernos a hacer. Nos dice que a las afueras de la ciudad, al lado de unos bares pasada la Opel. Cogemos el trolebus y luego un bus más y, después, todavía nos toca andar un rato más. Hoy también vamos armadas con un cartelito de lo más claro “Plovdiv – Stara Zagora”. Nos cuesta un buen rato que alguien pare, casi una hora. Eso sí, el que para, al igual que los anteriores, majisimo y excepcional conductor. Nos lleva a toda velocidad hasta Plovdiv. Al principio ya nos dijo que él iba a Stara Zagora, pero debió entender que nos daba igual. Cuando luego, tratando de contarle cosas vio que queríamos ir a Plovdiv, para estar seguro, llamo a otro amigo que hablaba inglés y nos lo pasó. Debía ser el 5 coche que cogíamos y la 3ª o 4ª persona que llamaba a algún amigo que hablase inglés o castellano y nos lo pasaba. Tras la primera llamada se llamaron dos veces más, debió de buscar en googlemaps la salida que más cerca estuviese del pueblo, porque el no podía meterse tenia alguna reunión importante y a juzgar por lo que costaba el coche, no debía de ser de las que se podía llegar tarde con la escusa de recoger autostopistas.
Perfecto, nos para en una salida que no viene en los carteles principales, la segunda a Plovdiv y nos dice que solo hay un km andando… Bueno, según andamos sacamos el dedo… “que ande el km otro…” y VOILA! Nos para una pareja, él Bulgaro, ella Rusa, la Otra ella Polaca y yo de Bilbao. Cuatro nacionalidades en un coche que viajan cuatro personas. Nos entendemos bien y nos dejan en el mismo centro.
Andamos hacia allí, andamos hacia aquí. Sacamos dos fotos. Nos miramos.
¿Y esto es lo tan impresionante que era Plovdiv? “Mira una oficina de información turística”.
Ostia hemos pasado dos veces por al lado del casco viejo y no lo hemos encontrado, parece que toca otro paseo… ahora sí…
P1070112 P1070115
P1070119
 Es precioso. Comemos allí mismo algunos platos típicos y toca buscar un bus que nos lleve a Stara Zagora, la salida del pueblo está a un par de kms y estamos demasiado llenas después de comer. Además la estación de buses no está lejos.
Siestón! Llego a Stara Zagora que ni me h enterado de que ha pasado. Aunque he de reconocer que cuando se fueron todos los autobuses que estaban allí parados y llegó el nuestro casi nos meamos de la risa. Porque vimos otro microtruño marcha atrás dando petardazos por el tubo de escape y ya casi que fue risa nerviosa entre desesperación y resignación. Como decía, yo caí rendido. Así que tan malo no sería aquello.
Al de X tiempo llegamos a Stara Zagora que a todo esto aun no teníamos alojamiento, hasta que, ya en Plovdiv o en el autobús camino a Stara Zagora, no recuerdo bien, nos llega un mensaje de Elena: “una amiga nuestra de Stara Zagora os alojará esta noche”. Efectivamente, llegaos y mientras tomamos una cerveza aparece ella en el bar donde le decimos que estamos. Nos enseña donde trabaja, nos presenta a su compañero de trabajo y de piso. Y tras unas comprillas vamos a casa. Una gente increíble, una cena estupenda y bien de varios licores que entran muy bien. Yo estoy tostadísimo cuando ya, no sé a qué hora decidimos irnos a dormir. Mañana todavía hay que hacer autostop a Veliko Tarnovo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>